martes, 12 de abril de 2011

Kapustin Yar: El Roswell Ruso

Kapustin Yar. Uno de los temas más curiosos del mundo y que ha sido tema de debate constante desde hace más de medio siglo, ha sido la extraña historia de la existencia de una base militar norteamericana cerca de Roswell, donde se encontrarían los restos de una nave extraterrestre y ,al menos, un tripulante.

De hecho, de ser cierta la información, seguramente sería tratado como un secreto de estado, por lo que resultaría natural que el gobierno tomara las medidas necesarias para preservarlo.

Sin embargo, hay quienes sostienen que no se trata de la única nación que tiene en su poder restos de naves alienígenas. Hay versiones que indican que Rusia tendría al menos una nave extraterrestre oculta en alguna base científico-militar. La mayoría de los ufólogos dicen que dicha base sería Kapustin Yar.

Antecedentes

Durante toda la historia de Rusia se han suscitado incidentes extraños que hoy en día los ufólogos señalan como encuentros con naves espaciales extraterrestres. Los primeros avistamientos (escasamente documentados), datan del siglo XVII, cuando algunos pescadores habrían visto varios OVNI sobre el lago Robozero.

Dichos pescadores habrían sufrido quemaduras debido al elevamiento de la temperatura del agua del lago.



La construcción de Kapustin Yar

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, los rusos entraron en contacto con la impresionante maquinaria científica alemana, con la que quedaron realmente impresionados. El gobierno de Stalin decide entonces aprovechar los conocimientos desarrollados por la Alemania Nazi, parte de su infraestructura y fundamentalmente a sus principales cerebros con la finalidad de dotar a su arsenal de los adelantos que los alemanes poseían.

Para desarrollar este proyecto, el propio Stalin ordena la construcción de una gran base militar ultra-secreta. Esta base se construyó con gran parte de sus instalaciones bajo tierra y se construyó una ciudad donde se alojó a los científicos alemanes y rusos que participaron del proyecto. Su ubicación es a 100 kilómetros de Volgogrado, en la región de Astrakhan y ocupa una superficie de casi 2.600 kilómetros cuadrados.


El sitio fue empleado, además, para el diseño, desarrollo y construcción de prototipos de aviones de combate, entre los que se cuentan los poderosos y temidos bombarderos de largo alcance, centro de intensas negociaciones entre las potencias durante la “Guerra Fría”.

Llama la atención el diseño de la base. Vista desde arriba, como en las fotografías obtenidas por los aviones espía norteamericanos, el diseño de la base presenta un extraño diseño geométrico, realizado con las instalaciones y los caminos internos. Algunos ufólogos opinan que este diseño atrajo la atención de naves espaciales extraterrestres, protagonistas de extraños incidentes sobre o cerca de Kapustin Yar.




Lo cierto es que tras la caída de la Unión Soviética, una gran cantidad de reportes de encuentros con naves extraterrestres han trascendido, apoyados por algunos documentos desclasificados. La enorme mayoría de los avistamientos se concentran en la zona de la base de Kapustin Yar y en una zona de Kazahstan.

1 comentario:

Ganesha dijo...

excelente post. siempre me asombro cuando visito el Blog

salu2 asombra2